Sabías que….. El Aceite.

Imagen

Trucos de cocina sobre el Aceite.

  • Para evitar que se ponga rancio:

Para que el aceite que te sobra de los fritos no se ponga rancio, viértelo en un recipiente de boca ancha y echa sobre él un chorro de brandy o aguardiente. El alcohol de estos licores formará una capa en la superficie que protegerá el sabor del aceite.

  • Para que no se queme:

Para evitar que el aceite demasiado caliente llegue a quemarse, echa enseguida en la sartén un buen trozo de pan. Al cabo de unos segundos, el pan se habrá tostado y la temperatura del aceite habrá bajado.

  • Para comprobar la pureza del aceite:

Para saber que tipo de aceite has comprado, haz lo siguiente: Añade 2 cucharadas de agua oxigenada en un vaso de aceite pequeño. Si el aceite se pone de color verde significa que es de oliva puro; el color rosado indica que es de semilla; y el gris, que es de cacahuete.

  • Para evitar que el aceite se ensucie: 

El aceite que utilizamos para freir croquetas, buñuelos y demás robozados o empanados, suele enegrecerse y ensuciarse muy pronto. Para evitarlo antes de echar los alimentos, frie en él un trozo de papel de aluminio. Y lo retiras.

  • Eliminar el olor del aceite caliente:

El fuerte olor que desprenden algunos aceites al ser calentados desaparecerá qi añades a la fritura una corteza de limón o una miga de pan, retirándolos cuando estén bien tostados. Para suprimir el olor a fritos tanto en freidoras como en sartenes, nada mejor que añadir siempre una ramita de perejil o unas gotas de zumo de limón.

  • Evitar las dolorosas salpicaduras:

Espolvorear en la sartén un poco de sal, antes de verter el aceite. De esta manera no salpicará.

  • El mejor Aceite para los fritos:

El de oliva es el aceite mas recomendado para freir los alimentos. De todas formas es importante saber que nunca deberá calentarse por encima de los 60º ya que los aceites generan una sustancia, llamada acroleína, que resulta peligrosa para la salud humana.

  • Como limpiar las manchas de Aceite:

Las manchas recientes se eliminan espolvoreando la zona con polvos de talco o un puñado de sal, dejándolos reposar durante una media hora, hasta que se haya absorbido la grasa por completo. A continuación, cepillar bien. Sobre tejidos de seda, se eliminan frotándolas con un trapo humedecido en agua y amoníaco. Las manchas resistentes desaparecerán con trementina o bencina.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s