El Gazpacho.

 

Llegados a estas alturas del año, y desde las primeras calores de mayo, se abre en España la  temporada de gazpacho, la más genial y gozosa de todas las sopas frías que han salido en el mundo.

Richard Ford, uno de los geniales viajeros ingleses que recorrieron España en el siglo XIX (de 1830 a 1833), dejó escrito en Cosas de España, que “es un plato de origen árabe, como indica su nombre, y se compone de cebolla, ajo, pepino y pimientos, todo muy picado y mezclado con trozos de pan en una sopera llena de aceite, vinagre y agua fresca“.

También el escritor, como podeis comprobar, omite el tomate en su descripción, cosa que hoy nos resulta rara y atípica. Hay que decir, y como indicaba el escritor, que “los segadores, y en general los labriegos, no pueden pasar de este plato tan refrescante en el verano” y sigue siendo cierto que en la España de las calores, la del sur, el alimento marca la dieta canicular. Es pues un plato de origen rural y, en consecuencia, cada cual lo prepara con los productos que mas tiene a mano. No hay una receta oficial para el gazpacho. Hoy, popularizado el cultivo del tomate, cosa que no ocurria en el primer tercio del siglo XIX, su uso es un ingrediente imprescindible del gazpacho e, incluso, hay quien lo convierte en sopa de tomate.

Pues supuesto, teniendo la base de gazpacho, existen los diferentes tipos de gazpacho dependiendo del ingrediente agregado (bogavante, aguacate, remolacha, etc). Una manera inteligente de reformar la cocina tradicional sin perder su base.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s